venerdì 14 novembre 2014

Eucaristia, fonte di fraternità

A conclusione dell'Assemblea generale, l'Episcopato della Bolivia ha inviato l'11 novembre scorso un Messaggio al popolo di Dio. Riportiamo gli stralci che parlano dell'eucaristia e in particolare della situazione di tante donne abbandonate o vittime di violenza (http://bo.notibol.com/).Sul testo cf. anche http://ilsismografo.blogspot.it/2014/11/bolivia-messaggio-della-conferenza.html

La Eucaristía, fuente de fraternidad

Recordamos la invitación que el Señor nos hace a la celebración eucarística, especialmente cada Domingo. Todavía en nuestra Iglesia que está en Bolivia muchos no han descubierto la alegría de reunirse con los demás hermanos para celebrar juntos la Eucaristía, que nos llena de gozo y de fortaleza, nos hace Iglesia y nos ayuda a tener un corazón como el del Señor (cfr. Flp. 2,1-5). Pero mucho más la que celebramos cada Domingo, el día de la resurrección del Señor.

Muchos hermanos además, por falta de sacerdotes, se ven privados de la Misa Dominical. La falta de vocaciones sacerdotales es un cuestionamiento a nuestras familias cristianas, que no animan y hasta desaniman la vocación de los hijos. También cuestiona nuestro compromiso cristiano demasiado débil, desafía nuestra pastoral poco misionera y evangelizadora y nos invita a un testimonio coherente a los sacerdotes. Y, sobre todo, debe ser un estímulo para nuestros jóvenes, tantas veces metidos en una cultura materialista y falta de visión trascendente de la vida, que no les deja escuchar la llamada del Señor Jesús.

Esta situación debe promover la generosidad de todos los cristianos, para ser esa Iglesia en salida y evangelizadora, a la que nos anima el Santo Padre en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium.

Recordando el “Sínodo extraordinario de la familia”, que se ha celebrado recientemente en Roma, sentimos como Iglesia el dolor por los casos de matrimonios que, por no estar viviendo el ideal matrimonial que Cristo nos dejó, se encuentran en situaciones irregulares que les impiden la plena participación eucarística. Hemos reflexionado sobre la necesidad pastoral de acompañar a estos matrimonios y a sus familias y que sientan a la Iglesia como madre y a los hermanos como verdadera familia en la fe.

También hay casos en nuestra sociedad boliviana, sobre todo de mujeres, abandonadas de forma injusta por sus parejas o que son víctimas de violencia y maltrato por parte de sus esposos o compañeros. Como Iglesia queremos mostrar cercanía fraterna con tantas personas que sufren en el seno de parejas inestables y de familias desestructuradas por la pobreza y el pecado, demandando solidaridad y justicia para las víctimas de estas situaciones de sufrimiento. (...).

El Papa Francisco nos recuerda que la Eucaristía es necesaria para la misión y que la misión sin comunión fraterna no es posible. Que el Espíritu que realiza cada Eucaristía nos guíe en el trabajo de preparación al 5° Congreso Misionero Americano y 10° Misionero Latinoamericano, conocido por las siglas CAM 5- COMLA 10, que se realizarán en Santa Cruz en el año 2018. (...).


Cochabamba, 11 de noviembre de 2014.
Los Obispos de Bolivia


Nessun commento:

Posta un commento