sabato 8 novembre 2014

Matrimonio, mistero, sacramento

Continua la nostra pubblicazione degli interventi dei padri sinodali durante il Sinodo dei vescovi di ottobre. Oggi vi proponiamo l'intervento di p. Adolfo Nicolas Pachon, gesuita spagnolo, dal 2008 Preposito generale della Compagnia di Gesù, pronunciato durante la Terza Congregazione generale dello scorso martedì 7 ottobre. 

1) He leido con sumo interés el Instrumentum Laboris preparado para el Sinodo y he admirado el modo como se ha hecho una sintesis muy organizada de respuestas, que, sin duda, proceden de muchos Continentes y con diversos puntos de partida, tanto teologicos como pastorales. Sin embargo, me he quedado con la impresion de que algo faltaba.

Yo definiria esta falta como falta de sentido historico en plantear con claridad como y cuando entro la Iglesia en la normativa del matrimonio y la Familia, y, en segundo lugar, una falta notable de conexi
on con la Sabiduria humana, que esta detras de procesos milenarios conducentes a descubrir la Familia como la mejor forma de convivencia humana para todos.

Espero que estos dos temas se estudien a fondo, con la contribucion positiva de las diversas Religiones a esta realidad tan humana como determinante de nuestras sociedades y nuestro futuro.

2) Yo quisiera centrar mi presentacion en el hecho que mucho de lo que decimos sobre el tema, esta basado en una comparacion inadecuada. Y ésta consiste en aplicar al amor humano,falible y fragil, como todo lo humano, la consistencia, firmeza y projùndidad del Amor de Dios. Esta transposicion no tiene bases ni en la psicologia humana, ni en los apoyos que puede ofrecer una Sociedad; y todos los que estamos aqui reunidos somos testigos de como esta pretension se desmorona, con el consiguiente sufrimiento de los interesados y sus familias.

Quizas tenemos que cambiar ligeramente el modo de hablar sobre el Matrimonio como Sacramento. Ahora lo aplicamos al Matrimonio entre Cristianos y es facil producir la impresion de que el Sacramento coincide con la Ceremonia, si ésta sigue los canones. Quizas tengamos que hablar del Matrimonio como Sacramento como hablaba San Pablo, es decir, no una ceremonia, sino la realidad misma de dos personas que comparten toda su vida con amor, y eso expresa el Amor de Dios. De modo que es al final cuando podemos decir con toda verdad que tal o cual matrimonio ha sido Sacramento del amor de Dios.

Usar, por lo tanto, la analogia del amor de Dios, para desarrollar toda una disciplina que puede implicar e incluso llegar hasta la negacion de la Comunion Eucaristica, puede ser alga bastante desproporcionado, que roza con la injusticia.

3) No saco conclusiones. Estos san temas que vale la pena estudiar y que tenemos todo un aiio para hacerlo antes del Sinodo Ordinario de 2015. Vamos a estar muy ocupados este aiio estudiando cuestiones de mucha envergadura entre las que se encuentran:

a. Un estudio historico de como la Iglesia entro a contribuir a la Vida de Familia

b. Un amplio estudio que nos enriquezca y haga conscientes de la aportacion de otras Religiones al Matrimonio y a la Familia como contribucion de la Sabiduria humana en la que trabaja el Espiritu de Dios.

c. Una profundizacion de lo que San Pablo entendio como el "Misterio" del Matrimonio - y que Tertuliano mas tarde tradujo como "Sacramentum".

d. Una profundizacion, asimismo, de la consistencia teologica que ha Ilevado a la Iglesia a tratar el Matrimonio como uno de los Siete Sacramentos.

e. Los retos nuevos que vienen a la Familia de la Revolucion Informatica y que esta ya cambiando las relaciones y la comunicacion en su seno. Esto nos llevaria mas alla de tratar las problemas que vienen de la Revolucion Industriai, que sucedio hace ya 150 anos y a las que estamos llegando con mucho retraso.









Nessun commento:

Posta un commento